Revista Literaria Periódico Cultural

3.5.2013 GMT

Ian Welden Crónica Nórdica. Colaborador desde Noruega...

CRÓNICA NÓRDICA

En los últimos tiempos
del siniestro gobierno
del Ejército de la Dictadura Bancaria
del Norte & Co.
sucesos extraños
comenzaron a ocurrir
en el universo.
Señales misteriosas en los cielos nocturnos
descomunales letreros de neón en las estrellas
voces poderosas provenientes
de las atareadas galaxias
y objetos musicales luminosos y estridentes
no identificados
tocando la novena sinfonía de Beethoven.

Todo esto incitaba al pánico

al vicio y a la descompostura.

Temblaron también los cansados pilares

de las plácidas sociedades de bienestar
y en las otroras sonrientes y amables ciudades
reinaba el caos la violencia
y la traidora indiferencia.

Qué hacer Thor nuestro? Qué hacer?

era la pregunta cotidiana.

Pero hoy Thor ha contestado.


Las Valkirias

fuerte y hermosas guerreras rubias
fieles combatientes bárbaras
hijas de Odín,
secretario de Thor,
han salido alharacas y vehementes
desde sus misteriosos y obscuros bosques
invadiendo todo el territorio escandinavo.

y andan por aquí ahora

entre rascacielos y carreteras
en sus cabalgaduras magníficas
repartiendo Hidromiel a la población.

Traído directamente de Valhalla,

este producto relajante y euforizante
ha logrado tranquilizar hasta a las ratas
y los nórdicos se abrazan y besan nuevamente
así como lo hacían en las navidades.

Los enanos, expertos en metalurgia

han salido de sus cavernas ancestrales
para construir nuevas escuelas y hospitales
y reparar los milenarios puentes y caminos.

Los intrépidos y traviesos Elfos y Gnomos

han trepado desde sus tumbas y cementerios
para deshacerse de las toneladas de basura
acumuladas cual esculturas modernas y hediondas
en las esquinas de las bellas ciudades.

Y los Jotuns, seres gigantescos y monstruosos

pero sumamente sabios y dulces
han salido nadie sabe de donde
a administrar los servicios públicos
y a poner fin al EDB del NORTE &Co.

Ya no se ven ni se escuchan

los temerosos signos en los cielos
y los súbditos entregan mansamente a los Jotuns
sus armas y sus vicios.

Los nórdicos hemos regresado

a nuestras tiernas ocupaciones
tales como encender velas
amar a nuestros amores
y regalonear a los pequeños.

Y las Valquirias desaparecen

en sus oscuros bosques milenarios,
los Enanos vuelven a sus abrigadas cavernas,
los Elfos y Gnomos a sus fríos cementerios
y los Jotuns, dulces y poderosos como la Hidromiel
andan aún por aquí, lachos como gatos en celo,
de la mano de nuestras hijas.


En: No Categorizado
Permaenlace: Ian Welden Crónica Nórdica. Colaborador desde Noruega...
Comentarios: 0
Leído 1504 veces.

Dejar Comentario

*
Smilies
*
Ingrese el código mostrado. 

vocessusurrosrumorygritos-vocessusurrosrumorygritos